El Alto: Organizaciones juveniles se unen a la Agrupación Ciudadana “Justicia Social”

20 enero 2015 | 13:38



La agrupación ciudadana Justicia Social creada el 17 de Octubre del 2013 por jóvenes  de barrio de los principales distritos de El Alto, por jóvenes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) y del  Instituto Normal Superior Tecnológico y Humanístico de El Alto (INSTHEA); obtuvo el apoyo y respaldo de tres organizaciones juveniles de la Ciudad de El Alto. El apoyo fue demostrado por los principales líderes de la Asociación Orgullo Juvenil Alteño(O.J.A.), del Colectivo Causa Joven El Alto y de los jóvenes Santiago II.
“Consideramos que los jóvenes necesitamos organizarnos para tener poder de decisión política en la Ciudad de El Alto  y nos parece una buena iniciativa de la Agrupación Ciudadana este fundada también por jóvenes universitarios como nosotros”, dijo Juan Carlos Acho presidente de la Asociación O.J.A.
“Es el momento de que Jóvenes tomen la batuta del progreso en la Ciudad de El Alto. Actualmente no nos sentimos representados por ninguna de las organizaciones políticas. Nuestras necesidades han sido relegados por todos”, afirmo Wendy  Mariana Tambo del Colectivo Causa Joven.
En conferencia de prensa este lunes 19 de enero del 2015 en la Alcaldía Quemada confirmaron la firma de un documento en pro de la juventud y desarrollo de la Ciudad de El Alto. Como lider regional de El Alto y vocero de la Agrupación Ciudadana "Justicia Social" El Alto quedo el Joven Reynaldo Quisbert.

Con este apoyo la agrupación empezara a organizarse para realizar sus estatutos y reglamentos; como también para obtener su personería jurídica para poder participar en las venideras elecciones municipales.

Joven Boliviano de 26 años termina un doctorado y da clases en Harvard

18 enero 2015 | 7:48

Mohammed Andrés Mostajo Radji acaba de cumplir 26 años.
Mohammed Andrés Mostajo Radji acaba de cumplir 26 años. Se crió en Santa Ana del Yacuma y terminó sus estudios secundarios en el colegio La Salle de Santa Cruz. No encaja en el prototipo del “nerd” introvertido, se define como un chico fiestero y lleno de amigos. En este momento está por concluir un doctorado en Biología Molecular y Celular en el Departamento de Células Madre y Biología Regenerativa de la universidad más prestigiosa del mundo, donde además es instructor de dos materias. ¿Cómo llegó ahí?
Todo empezó cuando tenía 13 años y era un virtuoso de la computadora. Un día su tía lo llamó desesperada para que le ayude con la acreditación de los participantes de un congreso internacional de medicina en Santa Cruz. Los servicios informáticos se habían “colgado” y Mohammed no sólo pudo darle solución al problema, sino que los organizadores inmediatamente lo reclutaron para que los auxilie durante el resto del evento. Esa experiencia le permitió contactarse con médicos muy importantes que le transmitieron el amor por esta ciencia.
 EN EL COLEGIO
En el 2004, cuando se produjo el tsunami en el Océano Indico que varió el eje terrestre, con la ayuda del director de su colegio, se preocupó por estudiar los efectos de este terrible fenómeno en el cambio climático. Gracias a esa investigación pudo representar a Bolivia en el programa de la Fundación Nacional de Ciencias para Jóvenes, auspiciado por el Departamento de Estado y la Embajada de Estados Unidos en Bolivia. Ese viaje de tres semanas al campamento Juvenil de Ciencias en West Virginia, le ayudó a descubrir su vocación por la biología molecular. “Yo quería ser médico, pero sin atender pacientes”, dice. “No quería limitarme a salvar una sola vida a la vez, sino ayudar a millones con investigaciones, especialmente en el área de genética y tecnología”.
Ese campamento en el que estuvo en contacto con premios nobel, investigadores de la NASA y grandes nombres de la ciencia, le permitió obtener una beca en el Instituto de Tecnología de Rochester, donde el 2011 terminó las carreras de biotecnología y bioinformática, tras lo cual obtuvo un diplomado en Ciencia, Tecnología y Política, pues además de interesarse en aspectos específicos de la investigación, le importa mucho trabajar para que Bolivia pueda desarrollar su propia base científica.
 SUS PROYECTOS
En Rochester pudo desarrollar tres proyectos importantes. Descubrió un factor genético que predispone a las personas mayores a la perdida de audición, el segundo relacionado con el tratamiento a personas que carecen de sensibilidad para la anestesia y el tercero, realizado junto al premio Nobel de Química Roger Tsien sintetizando nuevas moléculas fluorescentes para el diagnóstico del cáncer.
 EL PASO A HARVARD
Una vez graduado a Mohammed le llovieron invitaciones de las universidades más importantes de Estados Unidos, entre ellas Yale, Stanford, Princeton, Columbia y otras cinco y se decidió por Harvard, según él porque se apega más a la visión y la personalidad que él pretende desarrollar en la ciencia, ya que en su opinión, todas poseen institutos y programas muy similares y de gran nivel. En Harvard, Mohammed trabaja en la reprogramación de circuitos cerebrales y quiere ser la primera persona en reinstruir genéticamente la función de distintas zonas del sistema nervioso.
Para Mohammed, la ciencia le permite ser un niño para toda la vida, gozar de la experiencia de descubrir cosas nuevas todo el tiempo y vibrar con la idea de que uno es la única persona en el mundo que sabe algo que luego será de gran beneficio para la humanidad. Dice que la ciencia es la clave del desarrollo de un país y que el conocimiento científico es muy rentable. Contó que por cada dólar que invirtió Estados Unidos en la investigación del genoma humano ha generado 140, lo que da la friolera de 796 billones de dólares y que generó 310.000 empleos.
Como estudiante de doctorado en ciencias, Harvard no sólo le financia sus estudios sino que también le asigna un sueldo. Todos los años apenas 20 científicos logran ingresar en el programa al que pertenece y sólo entre cinco y ocho son extranjeros, pese a que la inmensa mayoría de las postulaciones provienen del exterior. La razón es que el gobierno norteamericano invierte grandes sumas en cada proyecto y obviamente prioriza su propio capital humano. En el caso de Mohammed es el único extranjero que no recibe ningún incentivo de su gobierno ya que la mayoría de los estados invierten en sus científicos, para que éstos retornen a sus países a desarrollar las ciencias e instruir a la siguiente generación de investigadores. Cuando Mohammed se enteró hace unos meses que el régimen boliviano había prometido pagar cursos de postgrado a estudiantes destacados, se contactó con el Ministerio de Educación Boliviano para poder colaborar con sus conocimientos del sistema de selección de alumnos, pero asegura que hasta ahora no ha tenido respuesta alguna.
 BOLIVIA ES SU META
Pese a ello, Mohammed tiene fija la meta de volver al país y ayudar al desarrollo científico. Dice que Bolivia es un campo muy fértil para el estudio de la evolución del cerebro y de otros órganos, pues hay una gran diversidad de animales que no hay en otros sitios. Su campo de estudio en la neurociencia le ha ayuda de descubrir que el cerebro mamífero es más mutable de lo que originalmente habíamos creído y por tanto podría ser modificado. Cree que hay mucho que aprender de animales que tienen distintos circuitos cerebrales, como las aves migratorias cuyos cerebros han desarrollado otros sentidos que les permiten ubicarse con un sistema de GPS natural y tal vez sea posible hacer avances similares en el caso mamífero.
Su gran objetivo como científico es desarrollar un nuevo concepto de inteligencia artificial independiente de la electrónica y la computación, sino con circuitos cerebrales nuevos y que serán capaces de agregar mayor potencial al cerebro.
CIENCIA EN BOLIVIA
Ante la pregunta por qué no se ha desarrollado ciencia de alta calidad en Bolivia, dice que pueden haber varias causas que contribuyen a este estado: La primera es el factor económico ya que la investigación científica tiene un costo elevado (por ejemplo, en Estados Unidos el 3.4% del presupuesto nacional va hacia los institutos de investigación). La segunda es que muchas veces el enfoque que investigadores nuevos dan a su investigación es equivocado, ya que buscan temas altamente estudiados en el exterior (como cáncer, sida, diabetes y otros), que hacen difícil abrir un nicho específico. Cree que para superar esto es importante concentrar la investigación en temas en el cual Bolivia tenga una ventaja geográfica por encima de la comunidad internacional, como el estudio de enfermedades tropicales o de especies específicas a nuestro país. La tercera es la poca exposición a ciencias en la educación elemental, ya que esto causa que los estudiantes no consideran carreras de investigación para su educación superior. La cuarta es los pocos incentivos existentes para atraer a nuestros científicos ya entrenados en el exterior a regresas al país y colaborar tanto con institutos extranjeros como con otros investigadores bolivianos. Considera que en principio es necesario emular el modelo Asiático y formar una primera generación de científicos en los mejores institutos del exterior y a la vez atraer a colaboradores extranjeros a Bolivia para lograr entrenar a una segunda camada con investigadores entrenados internamente.
Fuente: Redacción “Diálogo Educativo”

Break Dance en El Alto: Jóvenes aprovechan la plaza Simón Boliviar en Villa Adela

Estos jóvenes se reúnen casi cada noche
 en la plaza Simón Bolívar de Villa Adela.
No tienen nombre de grupo, solo se reúnen por las noches desde que José Velarde Mamani, el "B-Boy Lencho", los invitó a practicar break dance como una forma de deporte y crear una amistad para compartirlo con otros jóvenes.
Casi cada noche al promediar las 19:00 horas se reúnen en la plaza Simón Bolívar, ubicada en la zona de Villa Adela del Distrito 3 de la ciudad de El Alto, Ariel Montaño, alias el "B-Boy Chico"; Minerva Yesica Aliaga, conocida como "B-Girl Yadira" y Daniel Poma, apodado el "B-Boy Litle".
Están en medio de la plaza, donde el frío pega mucho más fuerte y la luz de las luminarias refleja las siluetas de sus movimientos, coreografías y prácticas con ritmos atléticos sincronizados. Difícil no verlos, pues están frente a la populosa iglesia y Fundación Cuerpo de Cristo pertenecientes al Padre Sebastián Obermaier.
Los tres se reúnen al ritmo de alguna melodía que sale de un parlante inalámbrico – con lector de memorias y MP3 – donde colocan los ritmos del Hip-Hop para dar practica al break dance y ser observados por muchos de los vecinos que frecuentan el lugar.
La plaza ahora es muy conocida por la última remodelación realizada, tiene más colores, se ve más elegante, tiene azulejos en los pisos, fuentes de agua saliendo a colores, jardinera en los centros, pilares en medio y nuevas graderías.
Los vecinos cuentan diferentes historias, la mayoría referidas a la delincuencia, algunos jóvenes que aprovechaban la oscuridad y otros que venían o estaban en estado de ebriedad. Ahora la plaza tiene un mejor aspecto y estos jóvenes aprovechan su nueva imagen para demostrar sus movimientos del break dance.

MALAS EXPERIENCIAS
Casi todas noches, por el mismo antecedente de la plaza y la zona, siempre tienen algo nuevo que contar: peleas, confusiones o mal entendidos con otros grupos de jóvenes.
Los tres bailarines son vecinos de la zona y a través del break dance quieren demostrar que esta zona puede cambiar su imagen ayudando a otros a emprender estos hábitos de buenas acciones. En esta entrevista reiteraron que no cobran por enseñar este tipo de baile e invitan a cualquiera que esté animado a aprender.

ALTEÑOS DEL BREAK DANCE
La ciudad de El Alto ha tenido una notable participación en este género. Notas, artículos, entre otras menciones, nombran a varios grupos y personas que demostraron su talento desde esta ciudad.
En 2011, Javier Condori, el "B-Boy Ninja", fue elegido entre los 16 mejores bailarines del break dance de toda Bolivia en el concurso "Red Bull BC One Cypher", que se realizó en la ciudad de La Paz. Participó también en una competencia sudamericana que se celebró en el Salvador, Brasil.
El 2012, Rodolfo Pari, el "B-Boy Liltte", fue quien obtuvo el título de B-Boy Bolivia, presentándose luego a la Final de Red Bull BC One Latin America Qualifier para medirse con los mejores del mundo. Aunque no fue el ganador, su participación motivó a que muchos jóvenes de esta y otras ciudades practiquen el break dance. 

ORIGEN
El break dance o breaking es una danza urbana que forma parte de la cultura Hip-Hop surgida en las comunidades afroamericanas de los barrios neoyorquinos como Bronx y Brooklyn en los 70. Alcanzó un mayor reconocimiento en la década de los 80, gracias a la influencia de diversos artistas como James Brown "el padrino del soul" y películas como Breakin y Beat Street, que permitió al baile extenderse a países europeos y de Latinoamérica. El término fue impuesto por los medios de comunicación al baile conocido como B-Boying, así llamado originalmente por un número significativo de practicantes (B-boys).
El barrio neoyorquino de Bronx fue el primero en sustituir las violentas luchas callejeras que se gestaban entre las bandas con el fin de ganarse el respeto y, sobre todo, ampliar su territorio, por las batallas de "breakeros".

Fuente: El Diario

Recibir las entradas por email:


Orgullo Alteño del Mes

Orgullo Alteño del Mes
Claudia Balderrama Ibañez, atleta internacional Alteña...Leer Más

La Foto:

La Foto:
Cruz Pata, así era denominado el lugar donde se encuentra la estatua del 'corazón de Jesús'.

Internacional Jóvenes:

Internacional Jóvenes:
Niño prodigio del charango estrena su video junto a Moreira y Callejas...Leer Más
 
Orgullo Juvenil Alteño (O.J.A.): Ciudad de El Alto - La Paz - Bolivia
Web Sites:http://www.ojaelalto.com - Correo:orgullojuvenilalteno@gmail.com
Copyright © 2011. Orgullo Juvenil Alteño (O.J.A.) - All Rights Reserved
Template Modify by Creating Website Inspired Wordpress Hack
Proudly powered by Free Coupons
¡Recomienda la Página!