Orgullo Juvenil Alteño (O.J.A.)
Asociación Juvenil Sin Fines de Lucro ubicado en la Ciudad de El Alto. Fundado 12 de Agosto del 2011
1 2 3 4 5

Instalan por la UPEA segunda oficina de la Agrupación “Vamos El Alto”

05 diciembre 2017 | 15:06

Oficina Calle Adolfo Borda

Jóvenes Universitarios pertenecientes a la Agrupación Ciudadana “Vamos El Alto” instalaron la segunda oficina o “Centro de Operaciones” como ellos lo denominan, en las inmediaciones de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) ubicado en la Zona Villa Esperanza Calle Adolfo Borda del Distrito Municipal 5. 

“Este solo es el inicio de uno de varias oficinas que se abrirán. Hoy es cuando los jóvenes empezamos a organizarnos para participar en la Elecciones Municipales con una agrupación propia y nacida de las entrañas mismas de la Ciudad de El Alto” dijo su Presidente Julio Rodriguez. 
Recientemente la Agrupación inauguró su primera oficina en Senkata Distrito Municipal 8. La agrupación se halla principalmente por jóvenes universitarios, jóvenes profesionales y jóvenes emprendedores que nunca han sido tomados en cuenta por los gobiernos municipales de turno, afirma uno de sus integrantes.
Los jóvenes que quieran ser parte de este movimiento pueden afiliarse en las páginas de Facebook y Twitter con el nombre de “Vamos El Alto” y llenar un formulario de inscripción que se descarga en la página web www.vamoselalto.com

Estudiante de la UPEA asume Presidencia de Agrupación Ciudadana “Vamos El Alto”

28 noviembre 2017 | 13:43


Julio Rodríguez, Estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) asume la Presidencia de la Agrupación Ciudadana de reciente fundación “Vamos El Alto”. Las elecciones fueron realizadas este sábado 25 de Noviembre en Instalaciones del Centro Comercial Cristian ubicado en la Ceja – Ciudad de El Alto.


“Buscaremos el fortalecimiento del liderazgo juvenil tan olvidado en nuestra querida ciudad y trabajaremos conjuntamente con otros jóvenes para obtener nuestra personería jurídica para participar en la Elecciones Municipales del 2020”, dijo el flamante Presidente.

La activista juvenil Carla C. asume la Vice Presidencia y Juan Cortez activista político asume como Secretario General de la Agrupación. De acuerdo al estatuto y reglamento de la Agrupación la gestión tendrá una duración de 1 año, tiempo en la cual piensan ampliar sus actividades en los 14 distritos.

Surge agrupación ciudadana “Vamos El Alto” liderados por Jóvenes Universitarios

16 octubre 2017 | 9:58

INTEGRANTES DE “VAMOS EL ALTO”.
Un grupo de jóvenes alteños encabezado por Julio Rodríguez y Gladys Casilla se organizaron para fundar la agrupación ciudadana “Vamos El Alto”, se pretende formar cuadros políticos en los catorce distritos de la urbe alteña.
La agrupación también se halla conformada por jóvenes de las universidades privadas, jóvenes profesionales y jóvenes emprendedores que nunca han sido tomados en cuenta por los gobiernos municipales de turno, destaca el portar digital Visor Bolivia.
Entre sus principios está “el derecho a recibir y el deber de ofrecer solidaridad. El individuo y la comunidad dependen de la colaboración solidaria de todos. Reconocemos y afirmamos esta reciprocidad entre la responsabilidad del individuo y de la comunidad”.
“Como una nueva agrupación ciudadana nos parece importante la reciprocidad entre los actores políticos e instituciones para buscar el bien común y como resultado exista el progreso de la sociedad”, explicó Julio Rodríguez, estudiante de Ciencias de la Educación de la UPEA y fundador de la agrupación.
Según sus listas actualmente son más de 50 personas quienes conforman la agrupación Vamos El Alto. Al momento de su fundación vitorearon “viva El Alto, viva la UPEA”. Su primer centro de operaciones fue inaugurado en el distrito 8 de Senkata.
“Para ser libre de optar entre distintas trayectorias de vida una persona requiere ciertas capacidades y condiciones mínimas. La igualdad de oportunidades constituye el reto de colocar a cada ciudadano en posición de acceder a los bienes morales, culturales y materiales esenciales para la realización humana”, dijo Gladys Casilla.
Los jóvenes que quieran ser parte de este movimiento pueden afiliarse teniendo una edad entre 18 y 37 años y llenar un formulario de inscripción que se descarga en la página web www.vamoselalto.com 
Fuente: El Diario 

María José Tórrez (Majo), la estrella juvenil del hockey

22 mayo 2017 | 16:33

MARÍA J.TÓRREZ,  PRESELECCIONADO NACIONAL
“Entiende la locura quien comparte la pasión”. Bajo ese lema comienza María José Tórrez (más conocida como Majo) la pasión que ahora tiene por el hockey sobre césped sintético.

Empezó a practicar hace poco. Ahora, el hockey se ha vuelto su “pan de cada día”, aunque también disfruta mucho de leer y escuchar música.

A su corta edad (tiene 16 años), ya conoce de vueltas olímpicas. Se consagró campeona nacional con la selección cochabambina en la categoría Juvenil. El torneo se llevó acabo en abril de 2015.

En esta gestión, también se colgó el título de campeona nacional, pero en la Absoluta.

Se desempeña como defensa izquierda. Majo no solo tiene destrezas en el hockey, sino también en el voleibol. Fue en la escuela del club Olympic donde dio sus primeros pasos. Sin embargo, le duró muy poco el entusiasmo.

Gracias al presidente de la Federación Boliviana de Hockey, Carlos Rosales, Majo se metió de lleno en esta disciplina porque él le obsequio una bocha (pelota) y un stick (palo) para que pudiera salir en una nota televisiva que se llevó acabo en la Costanera. Así nació su pasión.

Ahora forma parte del preseleccionado boliviano que se prepara para los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

Su meta es formar parte de la selección boliviana.

La adolescente pide a las autoridades locales y nacionales mayor apoyo al deporte amateur ya que las selecciones se mueven sin colaboración económica del Estado ni la empresa privada.

Agradece al entrenador Dino Obiña por la paciencia y las horas de dedicación.

Fuente: Opinion

Cinco jóvenes científicos bolivianos aunan talentos en Human Enterprise

17 mayo 2017 | 15:00

Cinco  jóvenes científicos bolivianos decidieron unir sus talentos  para crear HEX: Human Enterprise. La  nueva organización apuesta por   el desarrollo de la tecnología y la investigación en el país. 

Cinco jóvenes científicos aunan talentos en Human Enterprise
Fabiola Acarapi es la creadora de la app Aprende Aymara.
Integran el equipo de HEX  Fabiola Acarapi,  la creadora de una  app para aprender aymara,  y Alina Santander,  la joven paceña que compitió en la NASA  en la construcción  y pilotaje de un auto lunar y que sueña con ser astronauta. Se suman otros jóvenes apasionados por otras áreas.

"HEX es una organización que tiene  el objetivo de mejorar la calidad de vida  y la realidad social boliviana a través de proyectos científicos. Reúne a  jóvenes con conocimientos   en distintas áreas  como humanidades, comunicación, tecnología, ciencias ambientales, arte, administración, economía y política”, señaló  Clever Rivamontana, quien tuvo la idea de crear el grupo.  

Los cinco fundadores se conocieron en el Club de Ciencias de Santa Cruz. Cada uno se forma en una carrera diferente. Clever estudia psicología; Fabiola Acarapi,  ingeniería de sistemas; Natalia Farel, física; Alina Santander aún está en el colegio, y Mauricio Patón  es  locutor de radio. Todos comparten la pasión por la ciencia y la tecnología.

   "Creemos que hay mucho potencial intelectual en nuestro  país que debe ser aprovechado para  mejorar la calidad de vida”, manifestó Clever.

Resultado de imagen de alina santander nasa
La boliviana que condució un auto lunar  de la NASA
  Los proyectos que tienen en mente van desde aplicaciones de  botones de pánico para seguridad ciudadana  hasta viajes a Marte. Este último   fue el tema de la primera noche de ciencias, realizada el pasado viernes con la que los integrantes del grupo buscan conseguir fondos para sus emprendimientos.

"También creemos que se puede trabajar en educación, a través de videojuegos y aplicaciones.
 
Así formamos a las nuevas generaciones de una manera didáctica y  divertida”, sostuvo Clever.

Pero la perspectiva de HEX  no queda ahí. En sus ejes está la educación familiar con orientación psicológica  a familias disfuncionales, madres solteras, mujeres o niños víctimas de violencia.
 
Temas como educación sexual, sostenibilidad familiar también están incluidos en su agenda. 

Para Fabiola todos los proyectos del grupo son factibles, a pesar de las limitaciones tecnológicas existentes en el país. "Podemos desarrollar la tecnología y la ciencia boliviana. Hay suficiente talento e interés”, aseguró.

Sostuvo que la malla curricular  actualmente no responde al avance científico del mundo. "Aún   así hay muchas empresas tecnológicas. En Cochabamba  hay una creadora  de software para firmas internaciones muy importantes; en La Paz  tenemos a Elemental que trabaja con apoyo en la tecnología para niños. Nosotros queremos ser parte de una de estas emprendedoras”.

Los científicos de HEX encuentran  fomento y apoyo  en los clubes de ciencia, donde reciben talleres de expertos internacionales. Casi todos hasta ahora se  han dado  en Santa Cruz. 

 Rivamontana y Acarapi  aclaran que HEX no pretende ser una empresa, sino una organización de ayuda que genere ciencia en beneficio de la sociedad. "Los jóvenes somos los ideales para los cambios y por eso asumimos ese desafío”, dice Clever.

HEX busca a  integrantes que se sumen al proyecto
imagen"Ahora somos cinco pero queremos ser más”, aseguraron los fundadores  de HEX. La convocatoria   esta abierta a todos los jóvenes científicos;  el requisito principal es tener una aptitud  que ayude a la sociedad. 

El enlace del formulario de postulación está en la página de Facebook de HEX. Los  nuevos integrantes del grupo serán elegidos "no por sus calificaciones sino por sus habilidades y sus convicciones”.  

Los miembros de HEX  -o el hexágono por las seis áreas de trabajo- deben cumplir tres  características: buenas capacidades en el área para la que crean ser aptos;  comunicación y liderazgo;  y amor a la humanidad. "Debido a que la prioridad de HEX son las personas es necesario que los miembros tengan la filosofía de ayudar a los seres humanos y de contribuir con la sociedad”.

No es un voluntariado. "Estamos buscando miembros con los cuales podamos consolidar esta organización, es decir, buscamos líderes; sin embargo después  sacaremos voluntariados”, explica la convocatoria.

Los valores también son importantes, por lo que piden compromiso, sinceridad, lealtad, integridad, humildad y compañerismo. "En HEX somos una familia, por lo cual aprenderemos todos a convivir, unos con los otros y a entender a cada miembro”, afirma la carta de principios de la organización científica.
 
Clever Rivamontana asegura que los problemas para conformar la  organización son muchos.
 
"Pero con las personas adecuadas es posible. Lo que necesitamos es encontrarlas y que quieran   ayudar”, afirmó. 

Joven boliviano que vendía cargadores para celulares en EE.UU., hoy es multimillonario

11 mayo 2017 | 10:24

Alejandro Rioja, boliviano en California (EEUU)
Alejandro Rioja es un joven cruceño de 21 años que está triunfando en Estados Unidos gracias a la venta de cargadores para celular. Lo que inició un año atrás como un negocio callejero en las calles de Santa Mónica (California) hoy es una empresa consolidada: Flux Ventures.
“Empecé vendido los cargadores en la calle los fines de semana. Yo iba con una caja llena y no volvía a mi casa hasta que los haya vendido todos. Esta experiencia me hizo muy buen vendedor y me ayudó a eliminar mi nerviosismo al hablar con gente extraña”, contó en entrevista con EL DEBER.
El producto que comercializa, fabricado en la ciudad china de Shenzhen, empezó a crecer gracias a la difusión que le dieron varias páginas web de tecnología en ese país. Una de ellas, Sociable, destaca que en 18 meses logró “dominar el mercado global en 80 países”.
Ahora Alejandro, estudiante de Ciencias de la Computación en la Universidad de California, está enfocado en pasar del comercio electrónico a los supermercados y tiendas.
¿La clave de su éxito? “no rendirse cuando las ventas estaban bajas”, asegura y añade que estar propenso a aprender y no poner excusas es fundamental. “Si no sabemos algo, no lo usamos como excusa, sino que inmediatamente vamos a Google, atendemos un seminario o leemos el libro adecuado para desarrollar esa habilidad”, relata.
Cuando se le consulta sobre sus planes a futuro, Alejandro levanta vuelo. Luego de haber creado mis empresas y haberme retirado, me gustaría volver al país y postularme para presidente. Esto será alrededor del año 2050”, responde con precisión.
Fuente: El Deber

Tiene 18 años y creó una aplicación para aprender aymara

10 abril 2017 | 15:37

Fabiola Acarapi Alvarez estudiante en la UCB

 Tiene 18 años y está en quinto semestre de la carrera de Ingeniería de Sistemas. Fabiola Acarapi Alvarez como buena nativa digital decidió usar la tecnología para facilitar el aprendizaje de uno de los idiomas cooficiales de Bolivia a través de una aplicación para teléfonos móviles.
 
Desde diciembre de 2016 hasta la fecha Aprende Aymara tiene 2.700 descargas.

La estudiante de la Universidad Católica Boliviana (UCB) estudia inglés con  la aplicación Duolingo, que tiene disponibles varios idiomas.  Un día conversando con sus compañeros se enteró que no existía algo similar para aprender aymara. 

Como en varias carreras de la UCB se cursa este idioma decidió facilitarle las cosas a sus compañeros, pero además a todas aquellas personas que desean o deben aprenderlo por cuestiones laborales y no tienen mucho tiempo. 

 "Me gusta poner la imaginación en un  proyecto y materializarlo (...). Sólo necesitas una computadora, conexión a Internet y una taza de café para cumplir tus sueños en el campo de la tecnología”, dice Acarapi cuando habla de su decisión de estudiar Ingeniería de Sistemas.

   Tenía 16 años cuando ingresó a la universidad y Aprende Aymara es la tercera aplicación que desarrolla. Se enteró que habían algunas aplicaciones para aprender aymara, pero éstas ofrecían muy poco material. 

Tecnología y la lengua del abuelo

 Para ella fue un viaje para conocer la lengua de sus ancestros que no sabía hablar, pero que siempre ha estado presente en su vida gracias a la voz de su abuelo.  

 Comenzó a trabajar en la aplicación en  noviembre del año pasado. En diciembre, la incorporó  a Play  Store, tienda para descargar aplicaciones en el móvil. Acarapi además hace un voluntariado en la UMSA para fomentar el turismo entre los jóvenes.

 Una vez descargada, al ingresar a la aplicación se puede elegir entre: examen, estudiar y lista. En el primero, se pone a prueba los conocimientos. Aparece una palabra en la pantalla y se reproduce un audio con su  pronunciación. El usuario tiene que escribir su significado  en español, si acierta pasa a la siguiente opción y si se equivoca la aplicación le muestra el significado correcto. 

 En la opción estudiar, se muestran tarjetas con varias palabras y audios para aprenderlas. Y, finalmente, la lista comprende todas las palabras que tiene la aplicación. 

   "Inicialmente incorporé los verbos, los números, los días y en las listas figuran las 120 palabras de toda la aplicación. Sin embargo, la actualización que estará disponible hasta el domingo (hoy) tendrá más de 300 palabras, además de gramática,  vocabulario, frases, trabalenguas y palabras polisémicas ”, detalla la joven. 

    Acarapi está consciente de que el aymara ha sido una lengua que se ha transmitido de generación en generación de forma oral y que existe un debate entre lingüistas sobre la forma correcta de su escritura. Por ello, decidió basarse en el Diccionario Castellano-Aimara de Félix Layme Pairumani, autor de varios libros sobre el tema y docente de la UCB.

 2.700 descargas y contando

Desde diciembre hasta la fecha Aprende Aymara se ha descargado 2.700 veces. Sin embargo, y analizando sus estadísticas, su creadora descubrió que existe un 30% que la desinstaló, espera que con la nueva actualización se reduzca este porcentaje y más personas la lleven  en sus móviles o tablets.

 "Quiero que poco a poco tengamos módulos con temas específicos para que las personas aprendan según su interés. Además espero integrar niveles de aprendizaje entre: básico, intermedio y avanzado”, indica la joven.

 Cuando se refiere a la tecnología dice que no se trata del futuro sino de un presente que es capaz de integrar todas las cosas. En este ámbito para ella es primordial ser autodidacta, curiosa,  tener consciencia de que las fronteras de los países se vuelven imaginarias y que  las posibilidades son infinitas.

      Quiere ser desarrolladora de aplicaciones para dar soluciones a las empresas a través de la tecnología,  trabajar en marketing digital y decenas de cosas más. En tanto,  "una de las actividades  más entretenidas es aprender el aymara  mientras voy fortaleciendo la aplicación, pero lo más valioso es que me acerca a la lengua de mi abuelo”, finaliza Acarapi.

Fuente: Paginasiete

El Alto, ciudad de jóvenes innovadores

15 marzo 2017 | 16:53

"Entre soñar y hacer hay una distancia grande y chica a la vez. ¡Todo se puede!”, afirma   Alison Parisaca. Con esa frase la  joven de 22 años busca provocar a su auditorio: unos 100 chicas y chicos que escuchan atentamente su experiencia innovadora en el Primer Encuentro de Jóvenes Emprendedores de El Alto, organizado por la Alcaldía de la urbe.
 
Junto  a sus amigas Lupe Canaviri, Luz y Heidi Condori, Caterine Ramos y Mónica Iliri -todas estudiantes de carreras relacionadas con la tecnología-  Alison creó el save drivers, un sensor que,  instalado en cualquier  vehículo,  detecta si el conductor está en estado de ebriedad e inmediatamente bloquea el funcionamiento de automóvil. A través de internet, el sensor envía mensajes a los contactos del chofer ebrio, indicando dónde se encuentra. 
 
El invento  fue premiado en un concurso nacional de robótica. "Somos unas aventureras que queremos ayudar a resolver un problema usando la tecnología”, afirma la joven que nació en la ciudad de El Alto.
 
Igual que ella, Jesús Calle,  diseñador de modas, cuenta  su experiencia exitosa a los jóvenes  de su ciudad. Creó Sueño de Novia, una cadena  de empresas de eventos   que ya está presente en las principales capitales de Bolivia. Con su empresa ofrece todos los servicios para una "boda perfecta, de sueño”, dice.
 
"Diseñamos desde el vestido de la novia, el traje del novio. Organizamos toda la recepción. En Bolivia no existe una empresa como Sueño de Novia”, afirma. 
 
Jesús tiene 30 años. Se graduó como sociólogo, pero le ganó su pasión por el diseño de modas. Asegura que su abuela, una costurera de polleras, fue su inspiración y ejemplo.
 
"¡Emprendan sus sueños! Somos grandes, tenemos mucho potencial”, le dice a los jóvenes que escuchan su historia de éxito que comenzó cuando tenía 22 años.

Pero la muestra de experiencias de jóvenes innovadores y exitosos de El Alto no para. Los chicos que asisten al encuentro juvenil de emprendedores se quedan en silencio cuando Raúl Ontiveros, el alteño que logró ser representante de Lego en Bolivia, les cuenta que por su profesión llegó a conocer decenas de países, entre ellos a Dubái y Qatar.
 
"Yo nací en Alto Lima, nunca me imaginé que llegaría a conocer esos países”, les dice Ontiveros, experto en robótica.
 
Tiene 40 años y está dispuesto a darles todos los "secretos” de su éxito. "Valora lo que tienes y lo que eres, el mayor valor que tienes es tu edad y tienes que administra”, les dice.
 
"En el mundo no te valoran por tu color de piel o por cómo eres físicamente, sino por lo que sabes y cómo lo expresas. Si no sabes expresarte adecuadamente no importa cuan inteligente puedas ser”, añade. 
 
José Luis Poma, presidente del Comité Impulsor de Turismo Comunitario de Alto Milluni (CIPCAM), otro de los expositores del encuentro juvenil de emprendedores, comienza a contar su experiencia presentándose como "un fanático del hágalo usted mismo”.
 
"Soy un fiel convencido de que no hay nada mejor que el hágalo usted mismo”, dice el joven de 28 años apasionado por los deportes extremos, como el ciclismo de montaña, el andinismo, tracking y otros. 
 
Esa afición lo llevó a promover el turismo comunitario en Milluni, el campamento minero ubicado en las faldas del nevado Huayna Potosí, donde nació después de la relocalización minera (1985).
 
José Luis organiza visitas turísticas a Milluni echando mano de una planificación profesional que se muestra como un ejemplo en el rubro del turismo comunitario   en El Alto.

"¡Mientras tú duermes alguien trabaja!”, le dice a su auditorio al que desafía a plantearse cuanto antes  un "sueño, un objetivo y realizarlo”, porque -para él-  "se tiene  que vivir como si fuera el último día”.  
 
Ximena Condori escucha atenta, estudia Administración de Empresas y está convencida de que las  historias de innovadores exitosos que escuchó le servirán para  alcanzar sus sueños. "Me gusta que digan que se puede alcanzar todo”, dice.
 
Junto a ella está Rodrigo. También estudia Administración de Empresa y está convencido que logró los insumos y consejos que necesitaba para iniciar su emprendimiento: una empresa productora de lácteos.
 
"Estamos creando en silencio”
 
"En El Alto los jóvenes a veces podemos  ser un poquito callados y reservados, pero cuando nos desafían y nos ponen retos somos capaces de lograr cualquier objetivo”, afirma Alison Parisaca, estudiante de Informática que, junto a un grupo de amigas, creó el sensor save drivers, volante seguro, que busca prevenir la conducción en estado de ebriedad.
 
La joven de 22 años afirma que las nuevas generaciones alteñas han encontrado otra manera de mostrarse al país: "creando, investigando”. "Hoy nos expresamos y decimos que estamos aquí creando, investigando. Ya basta de pronunciarnos a través de paros,  huelgas, movilizaciones y otras  historias”, señala. "Estamos innovando en silencio. Poco a poco se irá notando nuestra  revolución tecnológica que está naciendo”, añade.
 
"A veces nos sentimos relegados” 
 
José Luis Poma, presidente del Comité Impulsor de Turismo Comunitario Alto Milluni, afirma que con frecuencia los jóvenes de El Alto se siente relegados por la política.
 
"Los jóvenes, casi de manera oculta, estamos desarrollando tecnología en software y robótica, pero no se mira a El Alto por eso -por lo que hace su juventud-, sino por lo que promueve la política. A veces nos sentimos relegados, igual que nuestras aspiraciones”, dice Poma.
 
Afirma que El Alto es como "una China oculta” donde sus habitantes son capaces de producir todo en sus casas, que convierten en talleres, pero con una gran limitación: el que "aún no aplicamos por completo las nuevas tecnologías, lo que retrasa nuestro desarrollo”.

Fuente: Página Siete

Leonardo Viscarra, Joven Boliviano de 14 años crea su propia prótesis en 3D

02 febrero 2017 | 12:19

Todo niño nace con un científico dentro, porque desde pequeño se pregunta el por qué de las cosas. La curiosidad está presente en altas dosis, pues todo es nuevo y urge descubrirlo. 

Leonardo Viscarra se preguntó muchas veces por qué le faltaba algo elemental para jugar a la par de sus amigos, algo por lo que lo miraban y señalaban. 

Nadie dijo que iba a ser fácil. Desde que a Fabiola Catlla le pusieron en los brazos un pequeño cuerpito de apariencia vulnerable al que le faltaba la mano izquierda y le dijeron síndrome de banda amniótica, todo fue diferente.  

Fue una ruleta rusa, de 1.200 recién nacidos, uno es afectado. Y la suerte dictó que le toque a Leo. A partir de entonces y de a poco, él fue construyendo una versión mejorada de sí mismo que fue soldando y ensamblando cada día. Desde que desarmó un auto de juguete a control remoto y descubrió la vida mecánica que latía dentro de este, nunca más fue el mismo y sus padres se encargaron de alimentar ese nuevo mundo que había descubierto.  

Síndrome de la banda amniótica
El saco amniótico es la bolsa intrauterina donde se desarrolla el feto. Este saco tiene una cubierta externa que se llama corion y una membrana interna llamada amnios. En algunos casos, se rompe el amnios y el corion permanece intacto. Cuando se rompe el amnios, muchas hebras o las bandas de sus tejidos flotan en el líquido amniótico, junto con el feto. Estas bandas pueden enredarse en las extremidades u otras partes del feto, oprimir el flujo sanguíneo a esa parte del cuerpo y provocar deformidades.

El tipo y la severidad de la deformidad depende de la localización de las bandas y la forma del ahogamiento. Las bandas amnióticas pueden atrapar los brazos, las piernas o los dedos. El diagnóstico de esta condición es difícil antes del nacimiento, ya que estas líneas son demasiado pequeñas para ser visibles en una ecografía. Por eso Leo fue una sorpresa. Su joven madre de 19 años, su padre, sus abuelos... todos quedaron perplejos. Pero esa sorpresa que los dejó en shock se convirtió más tarde en muchas otras sorpresas, más bonitas, por todo lo que Leo fue demostrando de lo que era capaz. 

La metamorfosis
Tiene 14 años, está en segundo de secundaria. Su voz está buscando identidad propia y luce como cualquier chico de su edad, salvo por la mano, que ha tenido ya tres transformaciones. Primero fue la prótesis que le regaló el Rotary Club que se parecía mucho a una pinza, como la mano de los legos, que le permitía tomar los cubiertos o dibujar. Después vino una mano semejante a la de un robot que lamentablemente llegó de Estados Unidos con las medidas muy grandes para su pequeña extremidad y que poco o nada pudo aprovechar. Ahora tiene una que le calza a la perfección, es más estética y con ella también puede tomar algunos objetos gracias a un mecanismo de cuerdas que su muñeca activa al moverla para arriba o para abajo (ver explicación del cuadro de la pag. 10). No la usa en casa, donde es perfectamente independiente. Se la calza sobre el muñón para salir a la calle y esta vez las miradas indiscretas no le afectan. Todo lo contrario, se siente muy bien, incluso especial, como si tuviera un superpoder.

Crear su propia mano 
Tenía ocho años y mientras los niños de su edad estaban en la calle jugando y gritando, él se la pasaba encerrado en su cuarto, descuartizando robots, escudriñando con los ojos, una mano y cinco dedos. A esas alturas ya es consciente de que la mano que tanto desea no aparecerá por un acto de magia, es realista y sabe que Papá Noel no se la traerá de regalo como se lo pidió a los cinco años y su madre, por más que lo ame más que a nada en el mundo, no le podrá regalar una mano en una caja. Está decidido a hacerse una él mismo.

Empezó con cosas pequeñas y se puso a prueba. Cuando ya se sintió más seguro colgó un letrero en su condominio ofreciendo sus servicios para arreglar juguetes a control remoto o controles de TV.
Fabiola, que para entonces ya estaba divorciada, miraba embelesada los logros de su hijo que tenía tal precisión para soldar y arreglar pequeñas piezas.    

No ha tenido tiempo ni oportunidad de entrar a la universidad. Trabajaba como asistente administrativa y el resto del tiempo lo consume él, su curioso hijo único. 
Ahora su salud no le permite seguir velando por su bienestar y sus sueños. Eso a veces le forma un nudo en la garganta y le oprime el pecho. Está más sensible que nunca, tuvo que soltar a su Leo que ahora está lejos de su mirada vigilante. Se fue a Cochabamba, donde vive con su papá. Mientras ella pasa sus días en la consulta del médico, haciéndose análisis y tomando remedios, su consuelo es que su hijo está bien cuidado y alimentando su amor por la ciencia y la robótica. 

Al otro lado del teléfono hay silencios por ratos que cortan su relato porque se ha emocionado hasta las lágrimas. “Él quiere  ayudar a las personas, y que no solo se haga la mano con este material impreso en 3D, quiere que haya una impresora de órganos que a partir de células madre pueda salvar vidas. La biomédica le gusta mucho”. 

Fue madre muy joven, pero tuvo la sabiduría de hacerle entender a su hijo que él fue una bendición de Dios, que no le dio una mano, pero le dio inteligencia. “Siempre le he dicho que levante la cabeza ante todas las cosas. Si yo hubiera pensado que Dios no existe, hubiera ocultado la falta de su mano desde el principio. Hay un Dios que tarde o temprano nos muestra pruebas, lo digo por lo que pasé con mi hijo y por lo que actualmente estoy pasando... A todas las mamás les digo que si tienen un hijo con algún impedimento no lo oculten, es peor, se van a hundir más, el niño va a ser introvertido, no va a tener ambiciones y no va a ser alguien en la vida. Saquen lo positivo de lo negativo”. 


Asir los objetos ya era posible
Amor por lo viejo y lo nuevo
Gonzalo Viscarra, su padre, tiene un anticuario y pese a que pareciera que esos objetos contrastan con la inclinación de Leo, tienen un lugar entre sus predilecciones. “Las antigüedades me llaman la atención porque creo que gracias al pasado hay futuro”. 
 Leo está listo para ir al Instituto de Robótica Sawers, todas las tardes toma un micro que lo lleva desde el norte hasta el centro. Ahí encontró un lugar que lo distrae y lo motiva. Está entusiasmado con un robot que hicieron con su profe en cuestión de un día, usando material reciclado y que se puede controlar por bluetooth. Ya no brinda sus servicios para arreglar los juguetes de los demás porque está concentrado en sus estudios y las clases de robótica donde considera que hace cosas más complicadas que lo retan y emocionan.

Conserva en el rostro un gesto inocente, como el que suelen tener los niños pequeños. No tiene recuerdos tristes, por lo menos no los cuenta. Su madre dice con orgullo que no fue a un colegio especial y que tampoco necesitó asistencia sicológica permanente. Comentarios crueles, miradas entrometidas no faltaron, pero Leo nunca ocultó la ausencia de la mano.

Curioso e investigador, nunca calmó la sed que tenía por descubrir las cosas, el motor que les daba vida y el por qué de todo. La mano solo fue un motivo para esforzarse más, lograr hacer lo mismo que los otros, e incluso aventajarlos, como sucedió cuando se acercó al Instituto de Robótica Sawers y fue ascendido hasta compartir aula con chicos más grandes. 

Ahora está en el curso de robótica educativa, en el nivel Makers (hacedores), de 17 a 18 años. Inventan, discuten, y en ocasiones hacen una ‘polla’ de cinco pesos y compran soda y pipocas. Es feliz.

Su más reciente proyecto fue este robot hecho de partes recicladas, lo hizo con su profesor del Instituto de Robótica en cuestión de un día. Lo novedoso es que se lo puede controlar mediante señal de Bluetooth.
Espíritu científico
Mohammed Mostajo, que está a punto de concluir un doctorado en Biología Molecular y Celular en la universidad de Harvard, donde también dicta clases, está seguro de algo: “Toda persona nace científica, todo niño se pregunta el por qué de las cosas, es nuestro sistema educativo el que lo mata, acaba con la curiosidad, inhibe a las personas de hacerse preguntas fuera de lo que dice el profesor. La forma en que los colegios toman un examen corta la inspiración porque siempre es repetir lo que dijo el maestro, rara vez te piden tu opinión o que vayás más allá”.

Por eso, cuando se enteró de la existencia de Leo, lo invitó al cierre del segundo encuentro de Clubes de Ciencia y lo instó: “Vamos Leo, el país necesita más chicos como vos”. 

Se dice que la necesidad es la madre del ingenio y esa mano ausente le trajo a Leo muchas otras cosas. Porque a su corta edad se convenció de que la tecnología lo iba a ayudar y no se quedó esperando un milagro. De a poco fue construyendo una versión mejorada de sí mismo que fue soldando y ensamblando cada día y se transformó de recién nacido en desventaja a niño extraordinario. 
Quizá por eso sus profesores del instituto, en el que pasa todas sus tardes de 14:00 a 16:00, lo ayudaron a imprimir aquella mano en 3D que había diseñado siguiendo un tutorial de internet. 

Y tal como lo dijo Leonardo: “Gracias al pasado hay futuro”. Gracias a esa mano bendita que no se llegó a formar en el vientre de su joven madre, se modeló un niño extraordinario que no se parece a los demás.
Fuente: El Deber

Wilfredo Limachi, joven fotógrafo autodidacta sensación en la redes sociales

30 enero 2017 | 16:30

Wilfredo Limachi (Satori Gigie)
El arte fotográfico de Satori Gigie llegó este domingo a la zona de Inka Llojeta, en lo más alto de La paz, donde se exhibe una exposición de sus obras, que combinadas con la imponente vista de la sede de gobierno, conforman un cuadro sin igual.

"Siempre he querido exponer en mi barrio y para mí se siente bien. Las personas que pasan son las personas del barrio, están apreciando poco a poco las fotos y eso es también un acceso al arte porque aquí no tenemos un espacio de teatro, una galería de fotos", dijo a ANF el artista orgulloso de su logro.

En esas mismas calles, donde ahora presenta esta exposición, es donde encontró la inspiración desde niño, mirando a sus vecinos y amigos cómo hacían su vida día a día.

Relata que la inspiración fue surgiendo de repente, "solamente mirando el trabajo de las personas que viven aquí en las laderas de la ciudad de La Paz; veía cómo las señoras salían muy temprano y cargaban sus bultos grandes y se dirigían al trabajo y a mí me llegaba cierto misterio”.

Cuenta que ha empezado a tomar ese misterio desde niño para convertirlo en fotografías, para que luego de ver los aguayos cargados en las espaldas, él mismo y la gente se pregunten qué hay en su interior.

Satori Gigie, cuyo nombre de pila es Wilfredo Limachi, inició su carrera fotográfica cuando salió bachiller. “Empecé a trabajar y me han contratado en una consultora para hacer avalúos para bancos para entidades financieras y me daban una cámara para fotografiar equipos, hablo de tractores, equipos industriales, automóviles”, recuerda el artista.

Y, mientras caminaba hacia los lugares donde iba a hacer los avalúos, Satori Gigie, iba tomando fotos “a las personas que marchaban en el centro de la ciudad, las personas que pedían dinero en las calles, bajo los puentes y las personas que viven aquí y trabajan desde muy temprano". 
Así fue naciendo su arte que luego se popularizó también a través de las redes sociales. Es particularmente conocida una fotografía suya en la que se ve a una mujer de pollera empujando una carretilla, y por un efecto visual, el espectador observa que el Illimani se está yendo con ella. Esta foto se hizo viral.
Satori Gigie actualmente cuenta con centenares de fotografías que destacan por su belleza y técnica, a pesar de no haber tomado un curso formal de fotografía. Hizo estudios en Comunicación Social, pero en en el campo de la fotografía es un autodidacta. 
"En el día a día sacaba fotos a lo que se me cruzaba en frente y continuo haciendo eso", menciona.

La exposición no deja de ser fuera de lo común, porque está al aire libre, en un barrio que une las ciudades de La Paz y El Alto y permite una privilegiada vista de la ciudad Maravilla.

El  jueves la muestra fotográfica denominada "Por allí" se trasladará al Hall de ingreso del Concejo Municipal, en la Alcaldía de La Paz, donde continuará hasta los primeros días del mes de marzo.

Fuente: ANF

JÓVENES ALTEÑOS RECOLECTARÁN JUGUETES PARA NIÑOS DEL HOSPITAL COREA Y HOLANDES

07 diciembre 2016 | 11:53

La celebración de las fiestas navideñas gusta mucho a los niños; por tal motivo, jóvenes alteños impulsan la campaña “Chuymata Chuymaru”, traducida al castellano significa de “Corazón a Corazón”. Se tiene previsto recolectar juguetes Plaza del Minero en la zona Santiago II mediante la exposición de los Autos Tuning pertenecientes al Club Team Fuzzion desde las 17:00.
Según miembros de la agrupación Orgullo Juvenil Alteño (OJA) esta es la quinta versión de la campaña navideña. Este grupo empezó a recolectar juguetes desde la primera semana de noviembre.
“Este año nuestra meta es recolectar 500 juguetes. El 10 de diciembre estaremos en la plaza principal de Santiago II, desde las 17 horas. Aún no hemos cuantificado el número de juguetes que ya poseemos”, dijo Paulino Mamani.
El fundador de OJA asegura que se pretende regalar los juguetes y panetones a los niños internados en el Hospital Corea y el Hospital Holandes el próximo 17 de diciembre con una actividad que será apoyada y recreada por payasos, mimos y títeres de Villa Dolores.
“No queremos solamente hacer la campaña navideña en la urbe alteña, si sobrepasamos nuestras expectativas queremos llegar a hospitales, orfanatos, cárceles, incluso pretendemos llegar a las provincias, con el único objetivo de regalarles una sonrisa a los niños que provienen de las familias más pobres”, indicó el organizador, tras destacar que este grupo está conformado por adolescentes y jóvenes voluntarios, entre 15 y 32 años.
Los aportes son recibidos en la cafetería “Goloso” ubicada en la calle Jorge Carrasco de El Alto y las personas que desean colaborar pueden comunicarse al Whatsapp 701-94681.
OJA es una asociación juvenil sin fines de lucro fundada el 12 de agosto del 2011 conmemorando el Día Internacional de la Juventud en El Alto, con Resolución Departamental Administrativa (RDA) 0146/2012.

Fuente: OJA Comunicación

Bolivia pierde Jóvenes Campeones Mundiales por falta de apoyo

19 octubre 2016 | 17:06

Mario Mercado Valenzuela
En octubre de 2014 Mario Mercado Valenzuela se coronó campeón mundial juvenil de ráquetbol en Cali, Colombia. Paradójicamente fue la última vez que representó a Bolivia en un torneo internacional, porque después de esa conquista aceptó la invitación de la Federación Colombiana para naturalizarse y jugar por ese país.

Fue, sin embargo, una decisión dolorosa, difícil, pero al mismo tiempo bien analizada porque ni siquiera por la magnitud del logro la dirigencia de la disciplina y menos la del Gobierno le propusieron brindarle apoyo para continuar representando a Bolivia.

No es la primera vez que el país deja escapar un talento en el ráquetbol. En 2013 María José Vargas, ganadora de varios títulos internacionales, decidió naturalizarse argentina por falta de apoyo económico en Bolivia.

Hasta Guadalajara 2011, la raquetbolista representó a Bolivia y ganó las únicas dos medallas de su país en aquel Juego (bronce en individual y por equipos). Pero Vargas, Nº 2 del mundo, no conseguía el apoyo económico que necesitaba para ser la Nº 1, su gran anhelo. El Enard se lo ofrecía. Vargas fijó su domicilio en Buenos Aires y durante al menos tres años vivió entre la casa de Carlos Cuadri y un hotel. Finalmente, el año pasado se nacionalizó argentina.

El primer torneo de Vargas representando a la Argentina fue en Santa Cruz de las Sierras, en el Panamericano, y debutó con una rival boliviana: "Pensé ?acá tengo que ganar por demolición'. Si se ponía apretado el partido, la gente iba a meter presión. Pero gané con ventaja y terminaron apoyándome en la final".
María José Vargas






JOVEN BOLIVIANO QUISPE ESTÁ EN EEUU EN UN EVENTO DE LAS MENTES MÁS CREATIVAS DEL MUNDO

04 octubre 2016 | 10:52

Esteban Quispe (18), el creador del Wall-E boliviano, es el primer compatrriota en ser invitado a “Ideas para mejorar vidas” (Demand Solutions en inglés), evento global que se desarrolla en Washington, que es organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que reúne a algunas de las mentes más creativas del mundo para discutir y compartir soluciones innovadoras para los retos del desarrollo.

“El ser el primer boliviano en esta conferencia es algo maravilloso para mí, estoy muy agradecido y me impulsa a seguir adelante. Yo quiero ayudar a más personas de nuestro país, en temas de agricultura y tecnología”, sostuvo Quispe en contacto con ANF desde Washington, donde fue invitado por el BID en representación del país.

Demand Solutions es un evento que el BID organiza desde 2013 y tiene por objeto reunir a las mentes más innovadoras del mundo y a los emprendedores más prometedores de las industrias creativas de la región. El grupo selecto de invitados, durante los próximos días en la sede del BID, presentará sus ideas sobre cómo mejorar vidas.

Entre esas mentes se encuentra la del creador del Wall-E boliviano, más conocido como el “genio de Patacamaya”, ya que es oriundo de ese municipio rural del altiplano boliviano.
 
“Wally es el número 20 de mis inventos, actualmente existen 22". De esa manera recordó que su primer invento fue realizado con ayuda de su padre, se trataba de un automóvil que tenía luces, gracias a la conexión de un interruptor portátil. Inventó este artefacto porque, según contó, nunca tuvo dinero para comparar un carrito de juguete.

"Luego fui viendo las necesidades de mi padre y de mi madre, para poder colaborarlos en la agricultura y otras cosas, por eso fueron naciendo mis inventos”, relató. 

Pero el robot Wall-E, similar al personaje de Disney del mismo nombre, es uno de sus inventos más queridos, como él dice entre risas. "Todos lo quieren al Wall-E”, el robot es capaz de desplazarse, evitar obstáculos y mover los brazos, cuenta. 

La creatividad del joven no ha tenido más límites que los económicos, pero él ha sabido sacar adelante sus iniciativas con material reciclable y todo lo que encontró en su camino. 

“En el colegio no se me ha colaborado, ha sido algo empírico, para la educación en Bolivia hace mucha falta que se incentive en la investigación, en todas las áreas”, agregó Quispe, quien gracias a su talento, ha sido becado en la Universidad Católica Boliviana (UCB) para estudiar la carrera de ingeniería mecatrónica. A sus 18 años de edad ya cursa el segundo semestre.

Pero no solo eso, este inventor aymara y de padres agricultores del altiplano boliviano, con recursos propios visita municipios rurales para dar charlas a estudiantes de secundaria y primaria. “He estado dando charlas en áreas rurales, con el poco dinero que tenía, tratar de compartir el conocimiento", cuenta.

El joven boliviano tiene muchos proyectos, pero el dinero sigue siendo un obstáculo para hacerlos realidad, pese a ello tiene planeado crear el “Premio Esteban”, el mismo que por el momento cuenta con Bs 1.000 de fondos, recaudados en las charlas que Quispe ha estado dando.
 
“El 'Premio Esteban' va a ayudar a descubrir más jóvenes y niños que tienen capacidad en la ciencia y la tecnología. En noviembre estoy lanzando el premio, que es parte de la Fundación que voy a crear, 'Fundación Ciencia Tecnológica Indígena´ y ahora estoy buscando financiamiento y en caso que no se consiga, se va a llevar adelante con casi mil dólares que tengo ahorrados”, comentó.

Quispe arribó a la capital norteamericana el pasado 2 de octubre y fue recibido por el representante de Bolivia ante el BID, Hernando Larrazabal.

Fuente: Radio Fides

Recibir las entradas por email:


Orgullo Alteño del Mes

Orgullo Alteño del Mes
Claudia Balderrama Ibañez, atleta internacional Alteña...Leer Más

La Foto:

La Foto:
Cruz Pata, así era denominado el lugar donde se encuentra la estatua del 'corazón de Jesús'.

Internacional Jóvenes:

Internacional Jóvenes:
Niño prodigio del charango estrena su video junto a Moreira y Callejas...Leer Más

MÁS NOTICIAS

 
Orgullo Juvenil Alteño (O.J.A.): Ciudad de El Alto - La Paz - Bolivia
Web Sites:http://www.ojaelalto.com - Correo:orgullojuvenilalteno@gmail.com
Copyright © 2011. Orgullo Juvenil Alteño (O.J.A.) - All Rights Reserved
Template Modify by Creating Website Inspired Wordpress Hack
Proudly powered by Free Coupons
¡Recomienda la Página!